Castillo de Sant'Angelo

Apenas habrá quien se marche de Roma sin sacar alguna foto al Castillo de Sant'Angelo, conectado a la otra orilla por el puente más hermoso de la ciudad, y al Vaticano por un largo pasadizo amurallado.

El edificio fue concebido inicialmente como mausoleo del emperador Adriano (117-138), pero su sólida estructura y su posición estratégica le han hecho jugar un papel decisivo en las interminables luchas por el dominio de la ciudad. Fortaleza inexpugnable donde se podían resistir los asedios durante meses, ningún invasor podía proclamarse dueño de Roma hasta que no hubiera rendido Sant’Angelo.

Además de fortaleza, ha servido también como palacio, donde los Papas pasaban largas temporadas en tiempos revueltos. Por eso cuenta con estancias nobles, embellecidas con magníficos frescos renacentistas. Más tarde sirvió como cárcel, cuando pasó a manos del Estado Italiano, y desde 1925 alberga el Museo Nazionale del Castel Sant’Angelo.

Castillo de Sant Angelo

Ninguna de las estancias, frescos u objetos de arte que contiene el Castillo es especialmente destacable, pero todo el monumento, con su característica amalgama de estructuras clásicas, medievales, renacentistas y barrocas, posee un valor único, y su laberinto de estancias se recorre con insaciable curiosidad.

Puntos de interés del Castillo

Para entender mejor la evolución del monumento resulta muy útil detenerse en las maquetas del edificio que se ven nada más comenzar la visita: el edificio en tiempos de Adriano (siglo II), de Alejandro VI (siglo XV) y Urbano VIII (siglo XVII), tres de sus principales constructores.

Mausoleo de Adriano - rampa

El Mausoleo

Desde Adriano hasta las invasiones

Todo el edificio está sólidamente fundado sobre el núcleo original, en torno al cual los Papas del Renacimiento construyeron el palacio.

Es muy evocadora la larga rampa helicoidal, que partiendo del atrio, de época romana, da una vuelta completa al edificio, para llegar finalmente hasta la cámara de las cenizas.

Castillo de Sant Angelo - prisiones históricas

La Fortaleza

Desde el inicio de la Edad Media hasta el s. XIX

Los amantes de este tipo de construcciones disfrutarán viendo los paseos de ronda, los respiraderos, bastiones, almenas... y todo tipo de estructuras defensivas.

Una de las visitas típicas en Sant'Angelo son las prisiones históricas, donde estuvieron encerrados personajes célebres.

Sant'Angelo - Palacio de los papas

El Palacio

Desde el siglo XVI

Se pueden visitar libremente una gran cantidad de estancias, decoradas con hermosos frescos de época renacentista y manierista, además de los patios, logias y terrazas, biblioteca, cámara del tesoro, etc.

Uno de los atractivos de la visita es precisamente su carácter laberíntico.

Museo del Castel Sant Angelo - Zavattari

El Museo

Desde 1925

En realidad, todo el monumento es hoy un museo, el Museo Nazionale di Castel Sant’Angelo, pero contiene algunas salas propiamente expositivas, con material en buena parte del propio castillo. Existen colecciones de:

  • Cerámica: actualmente cerrada al público,
  • Escultura: la más interesante es el grupo ligneo Llanto sobre Cristo muerto (s.XV)
  • Pintura: algunas valiosas obras renacentistas (Zavattari, Lorenzo Lotto, Luca Signorelli...)
  • Armas de época: muy oportunas por el contexto en que se encuentran
Vistas desde el Castillo de Sant Angelo

Las vistas

Desde la terraza superior se obtiene una de las mejores vistas de la ciudad, además de una perspectiva distinta del propio monumento. Se ve muy bien, por ejemplo, el passetto, el corredor que conecta con el Vaticano, la vía de escape de los Papas cuando las cosas se ponían feas, y los cuatro bastiones defensivos en las esquinas.

También ofrece hermosas vistas del Tíber y de San Pedro del Vaticano, especialmente al atardecer.

Información práctica

Tiempo de visita: debes calcular entre una hora y hora y media para hacer una visita tranquila al Castillo, recorriendo las distintas estancias, niveles, galerías y miradores.

Horario

Todos los días 9 - 19.30 (la taquilla cierra a las 18.30)

Cerrado: 1 enero, 1 mayo y 25 diciembre

Tarifas 2019

  • Entrada normal: 14,00 €
  • Tarifa reducida: 2,00 €

Tienen derecho a reducciones los jóvenes de 18-25 años, profesores... Gozan de entrada gratuita los menores de 18 años, estudiantes de Arquitectura, Historia del Arte, etc. Entrada gratuita el primer domingo de mes. Más información en nuestro apartado descuentos entradas.

El precio puede sufrir variaciones con ocasión de las frecuentes exposiciones temporales.

La entrada es más barata de 9 a 11 h.: 5€ normal, 2€ reducida (hasta 4 jul. 2019)

Dentro del monumento está prohibido

  • Sacar fotografías con flash o con trípode
  • Fumar
  • Comer dentro de las salas
  • Entrar con carritos, sombreros, bolsas o mochilas
  • Introducir animales

Visitas guiadas

Con un buen guía, este monumento resultará una de las grandes sorpresas de Roma. Si vas por tu cuenta, puede llegar a resultar un poco soso y vacío, aunque también hay gente que se siente fascinada recorriendo sus innumerables corredores.

Visita guiada al Castillo de Sant'Angelo
  • 3 horas
  • Solo en castellano

Visita guiada al Castillo de Sant'Angelo

La visita comienza fuera del castillo e incluye la explicación del puente de Sant'Angelo.

Duración: 3 horas

Precio: 37€ por persona (no incluye entrada)

Visita guiada al Castillo de Sant'Angelo
  • 1 hora
  • Italiano e inglés

Visita guiada (inglés o italiano)

En la web oficial del monumento. Para grupos de máximo 15 personas, hasta agotar las plazas. Dos visitas al día en cada idioma.

Permite la visita a lugares no accesibles al público ordinario.

Duración: 1 h.

Precio: 20€ por persona (incluida entrada)

  • Nuestra audioguia de Roma realiza una explicación histórica del monumento, recorriendo sus distintas fases constructivas, y relata varios importantes episodios que tuvieron lugar en él. Explica también el Puente Sant’Angelo y cuenta la historia de dos famosos prisioneros del Castillo: el gran escultor Benvenuto Cellini y la heroína Beatrice Cenci. Duración 18 min.
  • Existe una app gratuita, que funciona gracias a una serie de dispositivos beacon instalados en los distintos espacios. Si vas a utilizarla, conviene que la descargues antes de llegar (la wifi no funciona bien dentro del monumento).
Angel del Castillo de Sant Angelo
Angel del Castillo de Sant Angelo

Imagen contigua: escultura del ángel en la cima del Castillo. Hace referencia a la peste que sufrió Roma el año 590. El Papa Gregorio Magno vio en lo alto del entonces Mausoleo de Adriano un ángel envainando la espada, y comprendió que el terrible castigo tocaba a su fin. Desde entonces, el Mausoleo se llama Castillo del Ángel.

Puente de Sant’Angelo

Es uno de los puentes más bellos de la ciudad. Los tres arcos centrales son de época romana. En cambio, la decoración es del siglo XVI (las dos esculturas de San Pedro y San Pablo a la entrada) y del siglo XVII (ángeles con instrumentos de la Pasión, esculpidos por discípulos de Bernini). Las dos únicas esculturas de Bernini son la segunda y la cuarta de la derecha desde el castillo.

Hay distintas webs institucionales que informan sobre el monumento:

moto

Acceso rápido a todos los monumentos