Galleria Spada

El Palazzo Spada fue construido a mediados del siglo XVI, poco después que su vecino el Palazzo Farnese. Su característica más llamativa es la exuberante decoración manierista a base de estucos (festones, frisos, estatuas) que dominan la fachada y el patio interior. En 1632, el cardenal Bernardino Spada compró el palacio que hoy lleva su nombre y lo restauró, llamando para ello a Borromini. Fruto de esta intervención es la asombrosa galería con perspectiva forzada, que actualmente constituye el principal reclamo turístico del palacio Spada.

La colección de arte de la Galleria Spada es uno de los pocos ejemplos que todavía subsisten de las colecciones particulares romanas, tan frecuentes en su época, que fueron dispersas por lo general en grandes colecciones. Fue iniciada por el Cardenal Bernardino Spada (1594-1661) y completada después por su sobrino, el también cardenal Fabricio Spada (1643-1717).

La colección se centra en la pintura de los siglos XVII y XVIII, y deja claro el interés de sus creadores por el arte de su tiempo, que ellos consideraban innovador. Este es el criterio que debe tenerse en cuenta al visitar el museo: el afán de la familia Spada en reunir y promocionar el arte de su época, aunque algunos de los artistas presentes en la colección no ofrezcan hoy un gran interés para el gran público.

Santa Cecilia tocando el laúd - Artemisa Gestileschi, c.1616 David contemplando la cabeza de Goliat - Orazio Gestileschi, c.1610 Perspectiva de Borromini Perspectiva forzada de Borromini Retrato de violinista - Tiziano, c.1515
Astrónomos - Nicolo Tornioli, c. 1645
Pasa el ratón sobre cada imagen para identificarla

A principios del siglo XX, el Estado italiano adquirió el museo. Cerrado durante años, se abrió definitivamente al público en 1951. Actualmente alberga en una de sus alas el Consejo de Estado italiano.

La falsa perspectiva de Borromini

La asombrosa galería diseñada por Borromini tiene 9 metros de largo, aunque parece tener casi 40. Este efecto forzado de profundidad se consigue con la progresiva reducción de todos los elementos: se estrechan las paredes, se eleva el suelo y disminuye la altura de la bóveda. La escultura que se ve en el jardín del fondo tiene en realidad 60 cm., aunque al espectador le parece de tamaño natural. El efecto fue creado siguiendo estrictamente las leyes de la óptica, y para ello Borromini contó con la ayuda de un matemático.

La perspectiva puede verse a través de un cristal desde el patio interior del edificio, sin necesidad de pagar la entrada.

La visita gana mucho cuando algún guía camina por el interior de esa galería (son los únicos que pueden hacerlo), pues entonces se aprecia perfectamente el engaño visual. Antes lo hacían con más frecuencia.

Algunas obras destacadas

Entre las obras de la colección se pueden destacar:

  • Retrato de violinista, de Tiziano (inacabado)
  • David contemplando la cabeza de Goliat, de Orazio Gestileschi
  • Santa Cecilia tocando el laúd, de su hija Artemisa Gentileschi
  • Dos retratos del cardenal Bernardino Spada, uno del Guercino y otro de Guido Reni
  • Boceto para la bóveda del Gesù, de Giambautista Gaulli (il Baciccia)
  • Alegoría de la matanza de los inocentes, de Pietro Testa (el Lucchesino)
  • La muerte de Dido, del Guercino
  • Los astrónomos, de Nicolò Tornioli

Información práctica

Tiempo de visita: debes calcular unos 45 minutos para ver las cuatro salas que componen la colección.

Horario

Abierto 8,30 - 19,30 (la taquilla cierra media hora antes)

Cerrado los martes, 1 enero y 25 diciembre

Tarifas 2019

  • Entrada normal: 5 €
  • Entrada reducida: 2 €

Existen descuentos y entradas gratuitas por motivos de edad y profesión, para minusválidos, etc. Entrada gratuita el primer domingo de mes. Las condiciones cambian para monumentos estatales y municipales. La Galleria Spada es un museo estatal. Puedes informarte en nuestra sección: descuentos entradas.

moto