Museos Capitolinos

Los Museos Capitolinos son el museo público más antiguo del mundo. Nacieron nada menos que en 1471, cuando el Papa Sixto IV regaló al pueblo de Roma la colección de estatuas de bronce que se conservaba en el Palacio de Letrán, y durante siglos se fueron enriqueciendo con nuevas donaciones. Desde que Roma se convirtió en la capital de Italia (en 1870) este Museo acoge los principales hallazgos arqueológicos que se producen en la ciudad.

Restos de la estatua colosal de Constantino Retrato de Cicerón Brutus republicano Panel en opus sectile, tigre atacando un ternero, s.IV d.C. Espinario, bronce s.I a.C.
Loba capitolina La buenaventura - Caravaggio, c. 1596 Cabeza de diosa
Pasa el ratón sobre cada imagen para identificarla

Después de los Museos Vaticanos, los Capitolinos son los más importantes que se pueden visitar en Roma. Encargados de conservar la memoria de la Antigua Roma, su colección de esculturas acoge exclusivamente obras antiguas.

Están ubicados en los tres palacios que conforman la Plaza del Campidoglio, conectados entre sí por galerías subterráneas. Los palacios mismos, asentados sobre restos de época antigua y medieval, forman parte del itinerario expositivo.

Lo mejor de los Museos Capitolinos

Estos son algunos de los principales atractivos de la visita al museo:

  • Es célebre su colección de retratos de filósofos y emperadores romanos: Cicerón, Augusto, Nerón, Caracalla, Trajano... La retratística romana alcanzó un altísimo nivel, superior incluso a la de los griegos. Este museo alberga la más importante colección de retratos de época romana, aunque por desgracia se exhiben algo amontonados.

    Los que conozcan un poco a estos personajes disfrutarán identificando rostros muy familiares.

  • El museo contiene algunas piezas mundialmente famosas y de gran valor simbólico para la ciudad de Roma: la loba capitolina, el Espinario, el Gálata moribundo, la Venus capitolina, el Brutus republicano... Algunas de ellas forman parte del núcleo fundacional de la colección, donado al pueblo de Roma en 1471 por el Papa Sixto IV.
  • La estatua ecuestre de Marco Aurelio (ubicada tradicionalmente en la Plaza del Campidoglio, donde ha quedado una copia). Hoy se expone en una gran sala de planta oval, junto con otras piezas importantes.
  • Las ruinas del Templo de Júpiter. Para quien conoce algo la historia de Roma resulta emocionante ver lo que queda del gran templo dedicado al padre de los dioses. Además de los cimientos, que son impresionantes, hay maquetas y paneles explicativos que permiten imaginar su aspecto, en lo alto de la colina sagrada.
  • Los restos colosales de la estatua de Constantino (cabeza, pié, mano, rodilla...), procedentes de la Basílica de Majencio del Foro Romano.
  • Las impresionantes vistas del Foro Romano desde el Tabularium son uno de los atractivos de la visita.
  • Pequeña pinacoteca con algunos cuadros importantes.

Información práctica

Tiempo de visita: debes calcular unas dos horas para ver con calma todas las salas. Si te gusta entretenerte haciendo fotografías de bustos romanos, tienes abundante material, y la visita se puede prolongar considerablemente.

Horario de visita

Abierto todos los días 9,30-19,30 (la taquilla cierra 1 hora antes)

Cerrado: 1 enero, 1 mayo y 25 dic. Los días 24 y 31 dic. cierran por la tarde

Tarifas

  • Entrada normal: 11,50 € (salvo exposiciones temporales)
  • Entrada reducida: 9,50 €

Las exposiciones temporales pueden incrementar el precio de la entrada. Para conocer la tarifa en cada momento, visita www.museicapitolini.org

Existen descuentos y entradas gratuitas por motivos de edad y profesión, para minusválidos, etc. Las condiciones cambian para monumentos estatales y municipales. Los Museos Capitolinos son municipales. Puedes informarte en nuestra sección: descuentos entradas.

Ubicación y entrada

Piazza del Campidoglio. Entrada por el Palacio de los Conservadores, el de la derecha según se mira al ayuntamiento.

Otros servicios

  • Guardarropa gratuito para bolsas, mochilas, cochecitos de niño, paraguas...
  • Librería. Es una de las más completas sobre arte. Se puede acceder a ella desde la Plaza, sin necesidad de entrar en los Museos.

Normas durante la visita

Durante la visita no está permitido:

  • Realizar fotografías con flash o trípode
  • Usar videocámaras
  • Entrar con paraguas, ni con bolsos o mochilas voluminosos
  • Comer, beber y fumar
  • Tienes buena información en castellano en la página oficial de los Museos Capitolinos. Además de la historia de los Museos, puedes encontrar interesantes ilustraciones sobre la forma de la plaza y los palacios antes del proyecto de Miguel Ángel.
  • APP gratuita con información sobre algunas obras, planos del museo, rutas, información práctica, etc.: www.museicapitolini.org

Imagen contigua: Gálata moribundo. Copia romana de un original griego del siglo III a.C.

Gálata moribundo – copia romana de escultura griega del s. III a.C.
moto