Roma con niños

Roma con niños

Hay quienes piensan que Roma no es precisamente la mejor opción para viajar con niños. Pero si se sabe organizar bien, el viaje puede resultar una aventura fascinante también para ellos. Pocos lugares pueden estimular tanto su imaginación infantil como Roma, el lugar donde tuvieron lugar muchas de sus historias preferidas.

Sin duda, el viaje encierra sus peligros: las aburridas colas de espera y las largas caminatas por la ciudad podrían acabar con su paciencia y con la tuya. Pero si escoges bien tus visitas culturales y sabes darles una dimensión lúdica, si les cuentas la historia adecuada en el lugar adecuado, y sabes alternar con prudencia cultura y entretenimiento, el viaje a Roma podría convertirse algo memorable para ellos... y Roma será ya el lugar al que siempre querrán volver.

Todo eso exige planificar el viaje con especial esmero. En esta sección te damos algunos consejos que podrían ayudarte en esta tarea.

1. Descuentos para niños

En todos los lugares hay descuentos para niños. Pregunta siempre en taquilla por el "sconto bambini" y lleva a mano la documentación para demostrar su edad. Aquí tienes un cuadro con los principales descuentos en Roma

TABLA DESPLAZABLE: Muévela para ver todo el contenido
  LUGAR DESCUENTOS Y CONDICIONES
Transporte Metro y autobuses 0-9 años, gratis
Trenes (Trenitalia) 0-3 años, gratis
4-14 años, 50% tarifa base
Monumentos y museos públicos Municipales 0-5 años, gratis.
6-25 años (UE*), reducida
Estatales 0-17 años, gratis.
18-25 años (UE*), reducida
Vaticano y otros Museos Vaticanos 0-5 años, gratis.
6-18 años, reducida.

Antiguamente, las familias con niños no tenían que esperar cola. Ya no existe esa posibilidad. Para saltarse la cola, hay que reservar por internet.

Subida a la cúpula Niños gratis (desconocemos edades)
Necrópolis Vaticana Prohibida la entrada a menores de 15 años (sin excepciones)
Catacumbas 0-6 años, gratis
7-15 años, reducida

(*) Sólo para ciudadanos de la Unión Europea (UE) y de países con condiciones de reciprocidad.

Dudas sobre la Roma Pass

Respondemos a dos preguntas sobre la Roma Pass que a veces se hacen los que viajan con niños:

1) ¿Compensa comprar esta tarjeta para los niños? No, para ellos las entradas suelen ser gratis, o con tarifa reducida. Comprar la Roma Pass para ellos es tirar el dinero.

2) Si un adulto compra la Roma Pass y por tanto tiene entrada preferente sin colas (en el Coliseo, por ejemplo), ¿los niños pueden entrar con ellos saltándose la cola? Sí, si los padres llevan la Roma Pass, los niños entran también con entrada preferente junto con ellos.

2. Consejos para viajar con bebés (0-2 años)

  • Cochecito, sillita o mochila. Roma no es la mejor ciudad para viajar con un bebé en carrito, pero se puede hacer sin especiales problemas. Tendrás que andar a veces por calles con adoquines, y aceras estrechas e irregulares. En algunos monumentos también tendrás que plegar el carrito para subir tramos de escaleras. Lo mismo te ocurrirá en algunas estaciones de metro, que no tienen ascensor. De modo que si el bebé tiene pocos meses, será más cómodo llevarlo todo el día en la mochila y dejar la sillita en el hotel.

    Algunas indicaciones más precisas sobre los distintos monumentos:
    • Los campos de ruinas, como el Foro Romano o el Palatino, resultan incómodos para llevar cochecitos de niño, pero tampoco presentan grandes problemas, aunque si podéis usar mochila mejor.
    • El Coliseo se puede visitar con comodidad: hay ascensores y pasillos amplios.
    • En otros lugares como los Museos Vaticanos, paradógicamente, llevar sillita os facilitará las cosas, pues podréis acceder por recorridos alternativos que evitan las aglomeraciones. Si en lugar de llevar silla lleváis un cochecito, tendréis que dejarlo y os facilitarán una silla ligera.
    • En la basílica de San Pedro no dejan entrar con sillitas: hay que dejarlas en la consigna que hay a la derecha de la fachada (se pasa junto a ella al entrar: no hay problema para localizarla).
    • Tampoco se puede entrar con sillitas a las catacumbas, lógicamente (pues no caben), ni a la Galleria Borghese. Hay que dejarlas en consigna.
  • Comida y pañales. Si vais a estar pocos días, lo mejor es que llevéis desde aquí los potitos y los pañales que necesitaréis. Las marcas y el tipo de productos que vais a encontrar en las tiendas romanas pueden ser distintos de los que estáis acostumbrados.

3. Consejos para viajar con niños

Roma para niños

Estos consejos van dirigidos principalmente a los que tienen hijos entre 5-12 años, que pueden empezar a apreciar el interés de las distintas visitas.

  • Escoge bien tus visitas. En Roma, los niños pueden hacer un montón de cosas fascinantes, como atravesar pasadizos, encontrar fuentes con formas grotescas en cualquier esquina, o estatuas de dimensiones colosales.

    Selecciona bien los monumentos que vais a ver pensando también los que más pueden gustarles a ellos. Y ten preparada -para cuando no puedan más- alguna alternativa de entretenimiento adecuada a su edad. En el siguiente epígrafe te damos algunas ideas.

  • PrepáraTE con antelación y documéntaTE un poco. Para que los niños no se aburran y se cansen pronto, la clave está en motivarles adecuadamente y contarles la historia oportuna. Si puedes, lee algo sobre los lugares que vas a visitar, y podrás ilusionarles con esas visitas. Nuestra audioguia de Roma te puede ayudar en este sentido.

    Aquí tienes un ejemplo de lo que puedes hacer: antes de llevarles al Panteón, haz que vean las cercanas ruinas de los 4 templos de Largo Argentina (en el Corso Vittorio Emanuelle). Explícales que Roma ha sufrido innumerables incendios y saqueos y que, después de 2.000 años, los restos de la antigua Roma son muy pocos y suelen encontrarse sepultados varios metros bajo el nivel actual. Pero hay un templo en Roma que es especial. Se conserva intacto, como el primer día, con todos sus mármoles de colores en paredes y suelo... Y entonces llévales bajo la cúpula circular del Panteón.

  • PrepáraLES con antelación y documéntaLES un poco. Antes del viaje, cómprales algún libro adecuado a su edad sobre la antigua Roma para que se vayan ambientando. Alguna historia para niños que hable de Julio César, Claudio, Nerón, el Coliseo... Existe también algún comic ambientado en la Roma antigua, como el de Alix el intrépido.

    También gustan mucho a los niños los libros de transparencias que muestran cómo era Roma antes y cómo es hoy. Los encontrarás en muchas librerías: una de las mejores sobre monumentos de Roma es la de los Museos Capitolinos, con entrada desde la Plaza del Campidoglio.

  • Recursos de emergencia. Tener a mano una baraja de cartas o algún juego sencillo puede ser una buena idea. Si les gusta dibujar, lleva papel y pinturas para que dibujen una plaza, una columna o una fuente, mientras vosotros descansais tomando un capuccino.
    Dibujos de Roma hechos por niños
    Cuando pasen los años esos dibujos serán para ellos y vosotros un bonito recuerdo.
  • No quieras verlo todo. Vuestro plan tendrá que combinar los gustos de los mayores y de los pequeños, pero la cadena se rompe por el eslabón más débil, así que tendréis que pulsar con frecuencia su estado de ánimo, y parar a hacer un descanso cuando veáis que se cansan. La flexibilidad y la capacidad de improvisación son fundamentales: si no se puede cumplir el programa previsto, no pasa nada. Así tendréis una buena excusa para volver.
  • Intenta buscar una dimensión lúdica a tus visitas. Por ejemplo, cuando vas por la calle, haz que busquen columnas de la antigua Roma empotradas o reutilizadas en otros edificios. Cuando estés cerca de la Fontana de Trevi deja que sean ellos quienes busquen la fuente, escondida entre callejuelas, tan difícil de encontrar. O bien, organiza una "caza del monstruo", fotografiando a tus hijos junto a todos los monstruos que encuentres en las fuentecillas de Roma: son legión. Ponles nombre, o descubre cuál es el suyo (aquí tienes información y links abundantes).
    Algunas fuentes de Roma
  • Cómprales un recuerdo: una pequeña figurita, un gladiador de bronce o un casco de legionario, algo que tenga poco valor pero carácter permanente, para que puedan conservarlo durante años como recuerdo de su visita a Roma.
  • Cuidado con la cartera. Por último, un consejo práctico importante: cuando vayas en el metro o estés en medio de una aglomeración, vigila la cartera. Estaréis tan pendientes de no perder a los niños, que no os ocuparéis de nada más. Los carteristas saben que las familias con niños son presas fáciles. Si os roban la cartera, además, podríais tener problemas con la documentación. No estará de más que llevéis también el libro de familia y lo dejéis siempre en el hotel.

4. Monumentos interesantes para niños

En este apartado os sugerimos algunas actividades especialmente interesantes para niños. Aquí tenéis un montón de ideas que os ayudarán a planificar el viaje. En primer lugar... ¡los monumentos! La primera atracción de Roma, también para los niños, son los monumentos de la Ciudad Eterna. Estos son los que, a nuestro juicio, podrían gustarles más:

  • El Coliseo resulta espectacular, tanto para los adultos como para los niños. En los alrededores suele haber siempre centuriones disfrazados con los que los niños disfrutarán haciéndose una foto (pacta con ellos el precio ANTES de hacerla).
  • La basílica de San Pedro es igualmente impresionante por las dimensiones gigantescas que tiene todo, empezando por las pilas de agua bendita que hay a los pies de la nave (ver foto arriba). También les gusta mucho la figura de bronce de San Pedro con el pie desgastado, la cúpula vista desde el interior, el enorme baldaquino de bronce... Si tienen edad suficiente, no dejéis de subir a la cúpula: hay que hacer un gran esfuerzo, pero la aventura y la vista que tendrán desde arriba será una de sus mejores experiencias en Roma. En este mismo sentido, también podría gustarles mucho San Pablo extramuros, por la monumentalidad del espacio.
  • La Fontana de Trevi tenéis que verla tanto de día como de noche, y no puede faltar para los niños la célebre ceremonia de lanzar la moneda de espaldas para volver algún día. También les encantará la Piazza Navona, con su fuente llena de monstruos, y la Piazza Spagna con su imponente escalinata, especialmente si la encontráis llena de gente y adornada con flores en primavera. Cuando está vacía resulta un poco desangelada.
  • El Castillo de Sant'Angelo está lleno de pasadizos, escaleras, patios interiores, balcones con magníficas vistas del entorno y del interior, un enorme cofre del tesoro... ¿Qué más se puede pedir para estimular la imaginación de un niño? Si antes de ir os documentáis un poco sobre este lugar único, que ha desempeñado todas las funciones imaginables desde su construcción por Adriano, haréis que se convierta para ellos en una visita memorable.
  • El Panteón es visita obligada. Este monumento increíble impresiona tanto a niños como a adultos. Una leyenda cuenta cómo se construyó una cúpula tan grande. En lugar de utilizar andamios y soportes de madera, levantaron un enorme montículo de tierra, en cuyo interior se escondieron cientos de monedas de oro. De este modo, para retirar la tierra no hizo falta contratar obreros. El emperador dijo que quien encontrara una de esas monedas podría quedársela, y en pocos días toda la tierra había sido retirada.
  • Algunas vistas curiosas de la ciudad podrían resultarles muy atractivas: especialmente desde la cúpula de San Pedro, como hemos dicho, pero también las que hemos seleccionado con el nº 2, 7, 11, 12 y 13 en nuestro apartado especial.
  • Llévales también a la Bocca della Verità, para que puedan meter la mano en la famosa abertura que se cierra repentinamente sobre aquellos que no dicen la verdad.
  • Los Mercados de Trajano son laberínticos, con pasillos, escaleras y estrechas galerías donde podrían pasarlo en grande.
  • Por último, las Catacumbas de la Via Appia. Al terminar la visita, podéis hacer un buen descanso en la bonita área ajardinada a lo largo de la Via Appia, o recorrerla alquilando unas bicicletas.

5. Otras atracciones para niños

Aquí tienes otras actividades que podrían resultar muy atractivas para los más pequeños.

El cañón del Gianicolo. Roma para niños

El cañón del Gianicolo

Se dispara todos los días a las 12 (sin proyectil, claro, sólo una salva). La costumbre la inició el papa Pío IX en 1849 para sincronizar las campanadas de todas las iglesias de la ciudad. Entonces el cañón se encontraba en el castillo de Sant'Angelo, pero a comienzos del siglo XX se trasladó al Gianicolo. La costumbre de la cannonata se interrumpió (por motivos de prudencia) durante la Segunda Guerra Mundial, y se retomó unos años después. En los días tranquilos, el cañonazo se escucha en todo el centro de Roma. El cañón está situado casi a los pies de la estatua de Garibaldi y se dispara todos los días a las 12 en punto.

Teatro de marionetas del Gianicolo

Teatrillo de marionetas del Gianicolo

Este teatrillo de marionetas es toda una institución en Roma. La familia Piantadosi lleva casi un siglo haciendo las delicias de los niños de Roma con esta pequeña barraca, que nunca se mueve de su sitio. El gendarme, el diablo, Polichinela, bellas damiselas... modernizados con personajes actuales. Y siempre, garrotazos a mansalva.

El teatrillo está situado junto a la estatua de Garibaldi, muy cerca del cañón. Espectáculos gratuitos: se pide contribución de 1 euro al menos. Domingos: 10.30 a 12 (último espectáculo, justo después del cañonazo). Sábados variable: se espera a que se forme un grupo para empezar. Además de las funciones, también se venden marionetas.

Perspectiva de Borromini

Engaños visuales

Roma es la ciudad del barroco, el arte de la sorpresa, la fantasía y el engaño. Tienes tres ejemplos de asombroso ilusionismo muy fáciles de ver, que gustarán mucho a los niños:

1) la perspectiva forzada de Borromini en el Palazzo Spada: una galería de 9 metros de largo que parece tener 40. Podéis asomaros a verla sin pagar la entrada.

2) La falsa cúpula pintada en la iglesia de San Ignacio, que se ve con perspectiva correcta únicamente desde un punto preciso de la iglesia.

3) La iglesia del Gesù, con su el imponente efecto de la bóveda. Y junto a ella, las estancias de San Ignacio, con los frescos en trampantojo de las galerías que llevan hasta allí.

Explora - museo para niños en Roma

Explora. Museo para niños

Recreación de una ciudad del juego hecha a medida de los pequeños, donde todo se puede observar, tocar y experimentar. Hay, p.ej., un pequeño pueblo con supermercado, trenes y choches de bomberos. El recorrido se realiza en 1 hora y 45 minutos y se divide en varias secciones: ciencia, sociedad, alimentación, robótica... Hay que llegar al inicio del recorrido: los turnos comienzan a las 10, 12, 15 y 17. Pensada para niños pequeños, hasta 8-10 años máx. Situada cerca de Piazza del Popolo. Los carteles explicativos están en italiano e inglés, pero los que no saben esos idiomas, por lo que sabemos, también disfrutan. Más info en su web www.mdbr.it. También puedes ver este video-demo en YouTube.

Termas de Caracalla para niños

Realidad virtual en Caracalla

Las Termas de Caracalla cuentan desde 2017 con unos visores para recorrer las estancias termales reconstruyendo cómo era este increíble complejo, inaugurado por caracalla en el año 216. Esta visita puede resultar especialmente atractiva para mayores y niños. Puedes ver la información práctica actualizada en nuestra página de horarios y tarifas.

Villa Borghese para niños

Parque de Villa Borghese

Si los niños empiezan a cansarse de piedras y museos, Villa Borghese es un magnífico lugar de esparcimiento al aire libre. Es el segundo parque más grande de Roma (después de Villa Pamphili), pero el más asequible al turista. Estatuas, fuentes, reconstrucciones de templos clásicos junto a pequeños estanques, con patos, cisnes y tortugas...

La mejor zona para los niños está en los alrededores de Porta Pinciana, donde llega la Via Venetto. Allí se pueden alquilar bicicletas (igual que en muchos otros puestos del parque) y barcas de remos, subir a un pequeño tren que recorre el parque... Incluso hay un pequeño cine de dibujos animados (Cinema dei Piccoli), una magnífica ludoteca municipal para niños de 3-10 años (Casina di Raffaello) y un tiovivo. Esta pequeña "ciudad verde" tiene también un zoo (el Bioparco).

Puedes consultar nuestro mapa de Villa Borghese

Cambio de guardia en el Quirinal

Cambio de guardia en el Palacio del Quirinal

Los domingos, la ceremonia del cambio de guardia tiene lugar en la explanada frente al Palacio del Quirinal, residencia oficial del Presidente de la República. El resto de los días, se desarrolla dentro del palacio y no se puede ver. Se trata de una ceremonia muy vistosa, que gustará a los niños. El Quirinal está a 5 minutos de la Fontana de Trevi. Si estás por la zona a esas horas, merece la pena asomarse un momento. Horario invernal (de octubre al 2 de junio): domingos 16,00 h. Horario de verano (del 3 de jun a septiembre): domingos 18,00 h.

Mercadillo de Navidad en Piazza Navona

Mercadillo de Navidad en Piazza Navona

Desde hace casi 100 años, a finales de noviembre la Piazza Navona se llena de puestecillos del mercado de Navidad (llamado también mercado de la Befana), para regocijo de niños y adultos. Juguetes, figurillas de belén, adornos de Navidad, todo tipo de dulces, carbón azucarado... En el centro de la plaza se instala un tiovivo de estilo tradicional. Un gran ambiente navideño que dura hasta el 5 de enero, en que aparece la Befana (equivalente a nuestros Reyes Magos), una viejecita amable que viaja en escoba y va repartiendo dulces a los niños.

Planetario de Roma

Planetario

Cerrado temporalmente por trabajos de restauración. Inaugurado en 2004. La reproducción del cielo se realiza sobre una gran cúpula de 14 metros de diámetro. Además de las distintas salas para visitar, se organizan espectáculos cada hora y media. Para asistir a los espectáculos se recomienda reservar llamando al (0039) 060608 Ubicación: Piazza G. Agnelli 10 (barrio del EUR, lejos del centro). El Planetario se sitúa en el mismo edificio que el Museo della Civiltà Romana. Cerrado los lunes. Info en castellano aquí

Cripta de los Capuchinos. No para niños

Cripta de los capuchinos. Desaconsejamos

Se trata de varias estancias decoradas con los huesos de miles de capuchinos: fémures, craneos, coxis, esqueletos completos... Son muchos los que la recomiendan como una visita atractiva para los niños, pero se trata de un lugar realmente macabro, cuya atmósfera húmeda y cargada revuelve el estómago de muchos adultos, que salen con la cara pálida. Un buen lugar para meditar sobra la fugacidad de esta vida, pero no -a nuestro juicio- para entretener a los niños.

¿Nuestra audioguía sirve para niños?

Bastantes personas nos han dicho que sus hijos pequeños escuchaban con interés las pistas de nuestra audioguia de Roma. Los testimonios de que disponemos hablan de niños a partir de 9-10 años en adelante. Para niños más pequeños, desde luego, no resulta adecuada.

Aquí puedes ver algunos extractos de opiniones de quienes han utilizado la audioguía con niños.

Dos visitas guiadas pensadas para niños

Aquí tienes dos magníficos tours pensados para que disfruten los niños y de paso aprendan también los mayores. Han sido diseñados por nuestros amigos de enRoma, pequeña agencia de españoles afincados en Roma. Nos consta la gran implicación personal que tienen en su trabajo y el alto grado de satisfacción de sus actividades.

Visita guiada para niños en Roma
Búsqueda del tesoro. Roma con niños

1. Búsqueda del tesoro - Roma Antigua

  • Recorrido por el Coliseo, Foro Romano y Palatino
  • Los martes a las 9,15 de la mañana
  • Duración: 3 horas
  • Precio: 55 euros adultos / 43 euros niños (3-17 años)
  • Incluye las entradas a los monumentos sin colas

La visita se realiza en grupos pequeños (máximo de 15 personas) y se desarrolla en forma lúdica, pensada para que resulte atractiva tanto a los niños como a los mayores. Jugando con las pistas que os dará el guía iréis conociendo los lugares e historias de la Antigua Roma.

Los niños lo pasarán en grande, compitiendo por descubrir las pistas junto a otros niños de su edad. El tour termina con el hallazgo del "tesoro" y la entrega de un pequeño premio sorpresa.

RESERVAR TOUR

Búsqueda del tesoro del agua. Roma con niños

2. Búsqueda del tesoro del agua

  • Recorrido por el centro de Roma, siguiendo sus fuentes
  • Los sábados a las 9,15 de la mañana
  • Duración: 3 horas
  • Precio: 29 euros (tanto adultos como niños)

El tour transcurre por la zona monumental de Roma, siguiendo las fuentes más célebres de la ciudad: Fontana de Trevi, Piazza Navona, Fuente del Tritone... Se realiza en grupos reducidos y está pensada especialmente para los niños.

El guía que conduce estos grupos sabe hacer que tanto niños como adultos disfruten a lo grande, descubriendo los principales monumentos y los secretos del agua, que tanto protagonismo tiene en Roma desde los tiempos antiguos.

RESERVAR TOUR

6. Preguntas frecuentes

Estas son algunas preguntas que nos han hecho sobre niños en Roma. Si tienes cualquier duda, contacta con nosotros enviándonos un e-mail.

¿Si el padre o la madre tiene la tarjeta Roma Pass? ¿Todos tendrían derecho a entrada preferente sin colas o los niños tienen que pasar por taquilla?

Si los padres tienen la Roma Pass (con derecho a entrada sin colas) y los hijos entran gratis, todos pueden saltarse la cola e ir directamente a la entrada.

Pero si tienen que pagar la tarifa reducida , es mejor que hagas la cola (si no es muy larga) o que preguntes antes en taquilla.

Para una familia compuesta por al menos uno de los padres y dos hijos menores de 18 años ¿tendrían acceso a los monumentos sin tener que sacar entradas para los hijos?

Los Monumentos y Museos ESTATALES son gratis para menores de 18 años. Por tanto, para ellos la respuesta es obvia: entran gratis en cualquier caso.

Los Monumentos y Museos MUNICIPALES tienen tarifa reducida para niños a partir de los 6 años, pero cuentan con una "tarifa familia": uno de los padres acompañado de uno o dos hijos menores de 18 años pagan sólo una entrada.

No es necesario sacar billetes a los menores: entran con la misma entrada del padre o la madre.

moto