El Gesù

Bóveda del Gesù

El Gesù es el primer templo jesuita del mundo. Su nombre completo es "Iglesia del Santísimo nombre de Jesús", aunque todo el mundo la conoce como il Gesù (pronunciado "yesú").

El propio San Ignacio de Loyola se encargó personalmente de las gestiones para su construcción, y se emocionó cuando el gran Miguel Ángel aceptó diseñarla. Pero todo quedó en nada, y el templo no llegó a realizarse hasta unos años después de la muerte del fundador.

El Gesù plasmaba con tal fidelidad las recientes indicaciones del Concilio de Trento que se convirtió en la iglesia de la Contrareforma por excelencia y su modelo se expandió por todo el mundo con la misma rapidez que lo hacían los propios jesuitas.

Tanto su fachada (una verdadera revolución en su época) como la planta de nave única con pequeñas capillas laterales, marcaron la pauta que luego siguieron miles de iglesias.

Austera en un principio, siguiendo la filosofía de la Contrarreforma, la iglesia comenzó pronto a ser invadida por una fastuosa decoración barroca, con impresionantes frescos ilusionistas, que hoy deslumbran al visitante nada más entrar en la iglesia.

Imagen contigua: La bóveda del Gesù muestra el triunfo del "nombre de Jesús", de donde proviene la luz de toda la composición. Lo rodean dos círculos: el primero de ángeles y el segundo, el grupo de los justos. Fuera de ellos, se ve a los réprobos, pintados entre sombras, desnudos y desbordando el marco.

Puntos de interés

Además del interés que tiene visitar un edificio que ha marcado un hito en la historia de la Arquitectura, la iglesia posee algunas obras notables:

El Gesù - planta de la iglesia
  1. La impresionante decoración de la bóveda es lo más característico del Gesù. Los frescos, obra del Baciccia, crean una inaudita ilusión de profundidad.
  2. Capilla de San Ignacio, realizada por el jesuita Andrea Pozzo. Contiene el cuerpo de San Ignacio
  3. Capilla de la Madonna della Strada, una imagen muy venerada por la Compañía, por su relación con San Ignacio y los primeros jesuitas.
  4. Capilla de San Francisco Javier. Contiene la reliquia del brazo derecho del santo.
  5. Busto de San Roberto Belarmino (Bernini).
  6. Acceso a las estancias de San Ignacio

 

Se pueden visitar también las estancias de San Ignacio, donde el fundador transcurrió los últimos 12 años de su vida, redactando las constituciones de la Compañía y sosteniendo una intensa correspondencia con todo el mundo, y donde murió en 1556.

Los jesuitas decidieron conservar estas estancias como reliquia cuando construyeron la nueva residencia, a finales del XVI, ideando un complejo sistema para sostenerlas en el aire (estaban en el último piso) e insertarlas después en la nueva estructura. Se accede a ellas por un corredor* con impresionante decoración de frescos en trampantojo del jesuita Andrea Pozzo y de Borgognone.

Información práctica

Tiempo de visita: debes calcular en torno a 20-25 minutos, y algo más si visitas las estancias de San Ignacio.

Horario de la iglesia

Todos los días 7-12.30 y 16-19.45

Estancias de San Ignacio

Lunes a sábados: 16-18
Domingos y festivos: 10-12

Visitas guiadas

Nuestra audioguia de Roma, Tutta Roma, dedica 25 minutos a la descripción de la iglesia (fachada e interior), explicando sus elementos revolucionarios y las circunstancias que propiciaron su enorme triunfo arquitectónico. Se habla brevemente del contexto histórico, la Contrarreforma y el surgimiento de la Compañía de Jesús.

Más información

Web oficial del Gesù. La página está sólo en italiano e inglés. Ofrece mucha información histórica y artística, y una visita virtual por toda la iglesia a base de fotografías bastante mediocres.

Monumentos cercanos al Gesù

  • Area Sacra di Largo Argentina: pequeña área cuadrada hundida varios metros en el pavimento de la ciudad moderna, donde se aprecian las ruinas de cuatro pequeños templos de época republicana. Es uno de los pocos lugares del antiguo Campo de Marte (la zona llana de la ciudad, abrazada por el meandro del río) donde emergen restos de la Antigua Roma. Célebre sobre todo porque entre las ruinas asoma una esquina de la Curia de Pompeyo, donde fue asesinado Julio César.

    Nuestra audioguía explica las ruinas y revive los últimos momentos de la vida de Julio César, en una pista de 8 min.

Fuente de las tortugas - barrio judío
  • Barrio Judío: más de 2.000 años de presencia ininterrumpida hacen que la comunidad judía de Roma sea hoy la más antigua del mundo. A los turistas les gusta perderse por el laberinto de callejuelas de este barrio, que se sigue denominando Ghetto, aunque sus muros desaparecieran en el siglo XIX. En ellas resulta fácil evocar el horror que invadió esta zona en la Segunda Guerra Mundial, cuando más de 2.000 residentes del pequeño barrio fueron enviados a los campos de concentración.

    La zona cuenta hoy con tiendas típicas, restaurantes judíos, y el gran edificio de la Sinagoga, a orillas del río frente a la isla tiberina. La sinagoga alberga un Museo Hebreo, que contiene 6 salas expositivas, con piezas de platería, tejidos preciosos, pergaminos miniados y otros objetos que hablan de la historia bimilenaria de esta Comunidad.

    • Horario del Museo: de octubre a marzo: domingo a jueves 10-17 y viernes 9-14; de abril a septiembre: domingo a jueves 10-18 y viernes 10-16.
    • Cerrado: sábados y festividades judías.
    • Precio entrada: 11,00 €; billete reducido para estudiantes: 5,00 €.
    • Grupos de más de 20 personas: 8,00 € por persona

    El precio del billete incluye la visita guiada en castellano y la visita a la Sinagoga.
    Para más información visita la web oficial del Museo Hebraico (en italiano e inglés).

Imagen contigua: deliciosa Fuente de las Tortugas, obra de finales del siglo XVI, ubicada en pleno barrio judío, en la Plaza Mattei (Via dei Funari).